Porque estamos aquí...


¡Hola a todos!

Este espacio está dedicado a la diabetes infantil, con comentarios y artículos relacionados con la diabetes tipo 1.

Soy madre de una niña que debutó con diabetes tipo1 recién cumplidos los tres años, la experiencia que nos da su cuidado diario y la formación continúa que desde un inicio hemos ido adquiriendo nos permite compartir con todos vosotros este blog.

Un saludo, Marta.


lunes, 16 de abril de 2012

La mochila de la diabetes

El kit que acompaña al niño diabético
Cuando salimos del hospital con los niños después de su debut, ya estamos preparados para medir glucemias y poner insulinas. Sabemos que hay que darle a nuestro hijo con diabetes tipo 1 en caso de hipoglucemia y además llevamos con nosotros una inyección llamada Glucagón que nos han explicado que es para casos de emergencia donde nuestros niños no puedan ni tragar porque estén sufriendo una hipoglucemia muy severa ¡qué horror, esperemos no vernos en esa necesidad nunca! En un año con diabetes tipo 1 Martina no la ha necesitado nunca (y toca madera).
La pregunta es ¿Cómo nos organizamos con todo esto?
Cada casa es un mundo y cada uno se organizará como crea más conveniente, también dependerá del tiempo que se vaya a estar fuera de casa y a donde se dirijan. Si los niños son mayorcitos puede ser un poco más fácil porque ellos se van controlando pero cuando son pequeños todo depende de los demás.
Si el niño con diabetes tipo 1 no lleva ni medidor, en caso de duda y ante el menor síntoma de tener una hipoglucemia es mejor dar algo de comer que tenga hidratos de carbono, zumos o yogures si es necesario con un sobre de azúcar, esto es fácil de conseguir en una cafetería.
Si el niño con diabetes tipo 1 lleva el medidor pero nada más y compruebas que hay hipoglucemia pues lo mismo de antes pero si lo que hay es hiperglucemia no podrías actuar hasta tener la insulina.
Ya no quiero decir si nos encontramos con una hipoglucemia que no responda donde necesitemos el glucagón.
Por tanto mi recomendación es hacerse con un pequeño kit, nosotros empezamos por usar una pequeña bolsa de merienda nevera donde iba el glucagón y la insulina rápida en un bolsillo aparte y en otro el medidor o glucómetro y la bolsa de las emergencias (un yogur bebible, unos sobres de azúcar y unas galletas) Poco a poco fuimos adaptándonos a las necesidades y cuando además tuvimos que añadir la merienda de la mañana para el cole, elegimos una pequeña mochila que puede llevar siempre consigo. Cuando salimos con la familia la llevamos también. El glucagón ha pasado a mi bolso en un neceser para insulinas nevera y otro para el cole, ya que no es una cosa de uso diario. El resto va y viene todos los días con Martina.

1 comentario:

  1. No es un comentario, es un saludo. En el materno me recomendaron tu blog, pero todavia no soy capaz de leerlo ,me cuesta mucho porque hace 3 semanas ni niña de 7 años debuto con diabetes tipo 1 y como ya sabes esto ha sido como un jarro de agua fria . Tengo mucho miedo y solo queria tener un primer contacto con vosotros.

    ResponderEliminar

¿Quieres darnos tú opinión?