Porque estamos aquí...

Este espacio está dedicado a la diabetes infantil, con comentarios y artículos relacionados con la diabetes tipo 1.

Somos padres de una niña que debutó con diabetes tipo 1 en el 2011 recién cumplidos los tres años, la experiencia que nos da su cuidado diario y la formación continúa que desde un inicio hemos ido adquiriendo nos anima a compartir con todos vosotros este blog.

lunes, 25 de abril de 2016

Los niños que utilizan el sistema Minimed 640G con Smartguard y sus padres SE SIENTEN MÁS SEGUROS



Una bomba de insulina es un pequeño dispositivo electrónico que habitualmente los niños suelen llevar metida en una funda-cinturón que les permite moverse con normalidad. Aunque no deja de ser un poco incómodo (un cinturón a modo de pequeña faja con un bolsillo que contiene la bomba), enseguida se acostumbran a llevarla con naturalidad y no les impide realizar ningún tipo de actividad (incluso pueden llevarla a la piscina).
La bomba a través de una infusión continua de insulina, reemplaza la necesidad de múltiples inyecciones, mediante el suministro de dosis precisas de insulina de acción rápida las 24 horas del día, se ajusta de una forma más similar al funcionamiento de un páncreas sano atendiendo las necesidades de su cuerpo (los niños llevan un cateter por medio del cual reciben la insulina, en el culete o la barriga, que se inserta con un pinchador y debe cambiarse cada tres días, conectado con la bomba a través de un pequeño tubito) .
El páncreas sano genera insulina "basal" de forma continua durante todo el día y en los momentos que ingerimos alimentos genera un "bolus" extra para atender la asimilación de los hidratos de carbono. Si nuestro hijo sigue un tratamiento de múltiples inyecciones, se inyectará una insulina lenta que trata de imitar la insulina "basal" generada por el páncreas. De forma antinatural esta insulina se inyecta en una o dos dosis al día y se va absorbiendo lentamente, generando picos de acción (no es posible regular la necesidad de insulina basal en función de la actividad del momento); y una insulina rápida para los momentos de las comidas que únicamente nos permite manejar unidades (dificultando un ajuste preciso de las necesidades del niño). La bomba de insulina permite establecer un índice basal programado en pequeñas cantidades de insulina, adaptado a las necesidades de los distintos momentos del día, permitiendo la posibilidad de suspenderse, aumentarse o disminuirse según las circunstancias del momento (recordemos que si la insulina basal se administra a través de inyecciones no hay posibilidad de regularla a lo largo del día). Al mismo tiempo la bomba de insulina permite administrar Bolus "a la carta" para que vaya en paralelo con los alimentos que va a consumir o para corregir una hiperglucemia. La bomba de insulina Minimed 640G  tiene calculadora de bolus wizard que le ofrecen un cálculo automático según la configuración predeterminada por su equipo médico y de nuevo basado en sus necesidades personales, teniendo en cuenta toda la insulina que ya está en el cuerpo, los niveles de glucosa en la actualidad (los datos pasan automáticamente del medidor a la bomba), el consumo de carbohidratos (si son de acción rápida o lenta) indicándole a la bomba que toda la insulina entre junta, aplazada en periodo de tiempo o una parte antes de la comida y el resto aplazado o más tarde (esto es imposible hacerlo con inyecciones).
El sistema Minimed 640G de Medtronic ofrece la tecnología exclusiva Smartguard a través de su sensor de monotorización continua de glucosa, reproduce fielmente algunas de las funciones de un páncreas sano para proporcionar protección avanzada contra la hipoglucemias.

En función de los valores de glucosa del sensor, SmartGuard puede predecir si se aproxima a unos niveles de glucosa bajas con unos 30 minutos de antelación y detiene automáticamente la administración de insulina. Cuando los niveles de glucosa se restablecen, SmartGuard reanuda automáticamente la administración de insulina, teniendo la posibilidad de definir varios límites bajos a lo largo del día para aumentar la protección cuando más lo necesita.

Por desgracia, no todos los niños tienen acceso a la MCG, esto va a depender en primera instancia del especialista que lo atiende y de que el hospital y la CCAA decidan invertir en este gasto (proporcionando una mayor calidad de vida al niño y reduciendo los elevados gastos de las complicaciones directas y colaterales de la diabetes)...Hagamos campaña de concienciación  en primer lugar entre los sanitarios para que adquieran la formación necesaria para implantar las nuevas tecnologias en el cuidado de la diabetes de sus pequeños pacientes, entre los padres que en muchas ocasiones no quieren ni oír hablar de las ventajas de las NNTT y por supesto entre los que tienen el poder en sus manos...por desgracia también en este tema de salud infantil el dinero es la llave del bienestar de nuestros hijos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¿Quieres darnos tú opinión?